1994

 

La muerte anunciada. Poder, secreto y violencia en "Crónica de una muerte anunciada" de Gabriel García Márquez La muerte anunciada. Poder, secreto y violencia en Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez.

Daniel Ramos

Santa Fe de Bogotá: Fundación Alejandro Ángel Escobar, Departamento de Ciencia Política de la Universidad de los Andes, octubre de 1994. 156 pgs. 14x21 cm. Prólogo: María Emma Wills. Portada: Paula Iriarte. Fotografía de la portada: Olga Lucía González.

El estudio sobre la muerte anunciada se encuentra escrito bajo la influencia de un permanente afán de transgresión, en varios sentidos. Frente a las investigaciones tradicionales de la ciencia política que parten del Estado como la unidad política por excelencia, ha preferido recoger los logros y alcances de la actual historiografía colombiana -para la cual el Estado aún dista de ser el epicentro de los fenómenos políticos- e iniciar una reflexión que busca descifrar la muerte anunciada con el fin de ampliar el espacio de la vida sobre la muerte en un orden político tan violento como el colombiano. Frente a la rigurosidad del método científico señalado para cada disciplina, ha sido el espíritu de Hermes, señor de los caminos que nunca se deja atrapar en una sinsalida gracias a su intuición, el que ha acompañado el estudio en la exploración de las fronteras y los umbrales que amerita el objetivo de la investigación, apelando a diversos saberes -o caminos- como la psicología iniciada por C.G. Jung, la historia de las mentalidades, la teoría del Estado de Barry Buzan, fragmentos de la obra ensayística de Gabriel Restrepo, la arqueología del poder creada por Elías Canetti, enriqueciendo así la lectura propuesta sobre la novela de García Márquez. Queda en manos del lector calibrar si es la relación poder, secreto y violencia presentada por el autor, el instrumento adecuado para "entreabrir la puerta que involuntariamente cerró la madre de Santiago Nasar segundos antes de que lo mataran" y desarmar a los hombres que alienados en un orden político determinado son los portadores de la muerte.

1995 1996 1997